Desayunos saludables para tus hijos (que tú también puedes probar)

¡¡Holaaaaa, mis queridos amigos y amigas!! Hoy os traigo una cuestión muy interesante que es la del desayuno saludable. He estado leyendo un poco a raíz de un anuncio (ni siquiera el programa, para que veáis lo influenciable que puedo llegar a ser) de un programa de la televisión británica en la que tratan de verificar si los mitos sobre la alimentación son ciertos o falsos. El programa, ya os digo, nunca lo he visto en realidad – nunca me acuerdo de cuándo lo echan L – pero en el anuncio sugieren esta pregunta: ¿es en realidad el desayuno la comida más importante del día?

Bueno, parece que le han salido algunos detractores a esta frase tan dicha y redicha que llevamos escuchando desde el primer día que vimos el sol. Ahora se sugiere que quizá el desayuno no solo no es la comida más importante del día sino que ni siquiera es necesario tomarlo (en el caso de los adultos, claro). ¿Cómo te quedas?

Según el Observatorio Nacional de Obesidad de Reino Unido, no existe una relación causal directa entre el IMC y el desayuno. Es decir que si buscas adelgazar el desayuno no te ayudará a perder peso; es más, si comienzas a desayunar cuando antes nunca lo habías hecho, pero no recortas tus calorías por otro lado no solo no estarás bajando de peso sino que encima cogerás más kilos. Tiene sentido, ¿verdad?

Sin embargo, algunos expertos afirman también que, aunque no existen evidencias de la relación entre un buen peso y el desayuno, este es una parte importante del día porque es una comida en la que es muy fácil introducir frutas y alimentos ricos en fibras. Con lo cual estaríamos dando un paso más en dirección a una alimentación responsable y sana. Si, en lugar de esto, para desayunar te zampas un bol de cereales industriales con leche entera de vaca, no vas a ningún lado y obviamente engordarás: por un lado por la monstruosa ingesta de azúcar y grasas trans y saturadas, y por otro porque al tratarse de carbohidratos simples tendrás hambre al poco tiempo de comerlos y continuarás ingiriendo calorías en forma de snacks.

¿Qué pasa con los niños? Los científicos y nutricionistas que no creen en las bondades del desayuno explican que el hecho de que los niños que no desayunan muestren menor rendimiento escolar y mayor nerviosismo podría estar más relacionado con factores sociales que con la comida en sí. Por otra parte, hay muchos niños que a primera hora de la mañana no son capaces de comer. Como ejemplo real, una servidora: yo nunca he sido capaz de tomar más de un vaso de leche o un té nada más despertarme, y cuando cumplí los catorce años dejé de tomar el desayuno en casa y me comía mi buen bocadillo en el recreo del cole. En parte así ganaba cinco minutos de cama, para qué os voy a mentir… Victoria en cambio se come sus tostadas o su yogur con cereales como si no hubiera comido en días!

En cualquier caso, si te sigue preocupando que tu criatura no coma adecuadamente a la hora del recreo, aquí te dejo algunas ideas para desayunos saludables que le dejarán con el estómago lleno y tú podrás relajarte un poco.

  • Yogur con cereales: los yogures son muy beneficiosos para la flora intestinal. Su efecto sobre esta facilita la absorción de nutrientes y grasas y combate problemas como la diarrea o el estreñimiento. Si lo combinas con unos cereales bajos en azúcar e integrales y además le añades algo de fruta, tendrás un desayuno súper completo.
  • Huevos revueltos: aunque durante mucho tiempo los huevos han sido combatidos fieramente por los médicos, ahora se habla más de que en realidad mejoran la salud cardiovascular y cerebral gracias a sus nutrientes. El caso es que unos huevos revueltos en el desayuno están riquísimos y tienen un gran efecto saciante que ayudará a los niños a llegar al final de la mañana sin distracciones.
  • Tortitas de manzana: a nadie le hace falta que le expliquen que comer manzanas ayuda a combatir el colesterol y problemas gastrointestinales, eliminar toxinas y reducir los niveles de azúcar. Si preparas tortitas de manzana tus niños disfrutarán de un desayuno riquísimo, esponjoso y dulce, pero muy sano. Son las preferidas de Vicky (aunque tampoco es que tenga mucho tiempo para prepararlas entre semana, la verdad).
  • Tostada integral con mantequilla de cacahuete: la mantequilla de cacahuete, aunque tiene muchas calorías, tiene proteínas, grasas saludables, fibra, y numerosas vitaminas y minerales. Si preparas la crema de cacahuetes casera siempre será mejor que si la compras (obviamente).

¿Qué otros desayunos saludables habéis probado que os encanten? ¿Y qué pensáis del tema del refrán, que ya no es tan verdadero como parecía? ¡Quiero saber vuestra opinión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *